Identifícate

Ofitty

artículos publicados

Francisco Oficial Casado

volver

Los genes de los campeones

Los científicos que trabajan en áreas relacionadas con el deporte, y más en concreto la investigación en fisiología, están profundizando cada vez más en el estudio del genotipo (dotación genética de un individuo) para determinar de forma exacta cómo se modifica la expresión de los genes relacionados con el rendimiento deportivo por factores externos como por ejemplo el entrenamiento, qué genes son determinantes para obtener un buen rendimiento deportivo, de qué forma se expresan estos genes (fenotipo), y en definitiva toda la fisiología genética aplicada al rendimiento deportivo, que no es poco!

Para que entendáis mejor el papel que desempeñan los genes explicaré de forma sencilla cómo funciona: tenemos un genotipo determinado que en función de un determinado ambiente se expresa de una forma u otra, lo que se denomina fenotipo. Esto quiere decir que las condiciones ambientales modifican la expresión de nuestra dotación genética, es decir, si teniendo la misma dotación genética, en lugar de vivir al nivel del mar, viviera a 3000mts de altura, mi fenotipo sería diferente. Esto es muy importante además porque los genes son los encargados de codificar las proteínas, que a su vez desempeñan una enorme cantidad de funciones diferentes: estructural, enzimática, contráctil, homeostática, defensiva, etc.

Una vez explicado el funcionamiento básico, es más fácil entender la importancia que tiene el estudio de la genética para el rendimiento deportivo, a pesar de que hay otros factores que también afectan como pueden ser la técnica y el factor psicológico, se puede decir que el campeón nace y además se hace, pero necesita de las dos cosas. Lógicamente, a pesar de tener los genes del campeón, no sirve de mucho si los factores ambientales no son los idóneos para su expresión, por ejemplo, si no entrena, si no cuida la alimentación, el descanso, etc. Por ello el estudio de la genética permite detectar talentos, a pesar de que esto no sea tan viable como realizarse una simple prueba de esfuerzo o test de campo, ya hay empresas que se dedican a ello y deportes en los que se recurre a ellas para detectar talentos desde muy jóvenes. Además existen numerosos estudios que han permitido saber de forma exacta qué genes son los que pueden determinar el rendimiento para un determinado deporte en función de sus características, por ejemplo, en el caso del triatlón algunos de estos genes serían los que determinan el VO2máx, genes relacionados con la capacidad de tolerar daño en el músculo esquelético, genes relacionados con la capacidad de asimilar el hierro y otros nutrientes necesarios para el transporte del oxígeno, genes relacionados con la capacidad de sintetizar mitocondrias, etc.

En este sentido, se han publicado numerosos estudios, por ejemplo, en el British Journal of Sports Medicine, en el año 2009, investigadores de la Universidad Europea de Madrid publicaron un estudio donde se comparaba la dotación genética del campeón del mundo de atletismo de campo a través , con el de otros 8 corredores de nivel mundial, pero que no habían ganado ninguna prueba importante. En concreto se observaron las diferencias para 7 genes que tenían funciones relacionadas con el rendimiento en este tipo de pruebas como por ejemplo un gen relacionado con la capacidad de los músculos para producir contracciones rápidas evitando el daño producido por las contracciones excéntricas producidas por el impacto al correr. Los resultados mostraron como el campeón del mundo fue el que mejor dotación genética tenía. Esto acompañado a excelentes factores ambientales para su manifestación como vivir  y entrenar años en altura son determinantes para su rendimiento deportivo.

La conclusión final es que una buena dotación genética, acompañada de unas buenas condiciones ambientales (entrenamiento, descanso, alimentación, etc) son necesarias para alcanzar el máximo rendimiento a nivel mundial. Así pues, seguro que hay más gente de la que creemos con genes de campeón, pero si no se exponen a las condiciones para que esos genes se manifiesten al máximo, nunca llegarán a serlo.

Referencias bibliográficas:

Gonzalez-Freire M., Santiago C., Verde Z., Lai I J., Olivan J., Gomez-Gallego F., Luvia A., (2009) Unique hmong unique. Is It genetically determined? British Journal of Sports Medicine, 307-309

conecta con Ofitty

OFITTY